La Ley que protege el cielo de Canarias cumple su veinticinco aniversario

A pesar de ser un punto casi insignificante en el globo terr√°queo, La Palma puede presumir, probablemente, de tener uno de los mejores cielos del mundo para la observaci√≥n astron√≥mica. Gran parte de culpa de la relevancia actual del Instituto de Astrof√≠sica de Canarias (IAC), en cuanto a la calidad de observaci√≥n, la tiene ‚ÄúLa Ley del Cielo‚ÄĚ que cumple este a√Īo su veinticinco aniversario.

Fue la primera Ley del mundo dise√Īada para la conservaci√≥n del cielo de una zona determinada, en este caso de la isla de La Palma, con el fin de evitar los efectos adversos de la luz artificial. Hoy por hoy, podemos decir que el observatorio del Roque de los Muchachos se ha convertido en un referente mundial para la observaci√≥n nocturna gracias a esta Ley.

Introducción. La ley del cielo

Al caer la noche la sensaci√≥n generalizada suele ser que cuanta m√°s luz, mejor. M√°s seguridad vial, m√°s sensaci√≥n de tranquilidad para el ciudadano y m√°s bellos se ven los edificios importantes. Pero en esa carrera por iluminar cada vez m√°s, se pierde, entre otras cosas, la posibilidad de contemplar el paisaje del firmamento nocturno, declarado por la UNESCO patrimonio de las generaciones futuras. Desde el Instituto de Astrof√≠sica de Canarias (IAC) lo saben bien, y con el fin de garantizar la actividad investigadora y, en especial, preservar la calidad astron√≥mica de sus observatorios, el ‚Ä®31 de octubre de 1988 el Parlamento Espa√Īol aprob√≥ la Ley sobre la Protecci√≥n de la Calidad Astron√≥mica de los Observatorios del IAC.

Desde su entrada en vigor de La Ley, hace ya 25 a√Īos, se han invertido cerca de tres millones de euros en acondicionar las instalaciones del alumbrado p√ļblico en la isla de La Palma, consiguiendo con ello frenar el avance sin tregua de la contaminaci√≥n lum√≠nica. Adem√°s, la Ley del Cielo de Canarias ha significado un revulsivo del que han ido naciendo otras ideas y proyectos similares en otras pa√≠ses, comunidades aut√≥nomas y organizaciones. Entre estas iniciativas cabe destacar la denominada ‚ÄėStarlight‚Äô, una declaraci√≥n a nivel internacional en defensa de la calidad del cielo nocturno y el derecho de la humanidad a disfrutar de la contemplaci√≥n del Universo. Tambi√©n, sea por razones astron√≥micas o de tipo medioambiental, en regiones como Catalu√Īa, Baleares o Andaluc√≠a se han redactado proyectos para luchar contra este tipo de contaminaci√≥n.

Desde su planteamiento inicial, la Ley del Cielo comprende cuatro aspectos fundamentales, los cuales actualmente la siguen haciendo la √ļnica Ley m√°s completa de protecci√≥n de la calidad astron√≥mica a nivel mundial. El principal de ellos es la contaminaci√≥n lum√≠nica. Este ha sido un aspecto primordial dentro de la Ley pero que s√≥lo protege al Observatorio del Roque de los Muchachos en La isla de La Palma. Afecta la parte de Tenerife que tiene visi√≥n directa con la Palma y por supuesto a la propia Isla de la Palma, donde ha tenido una aplicaci√≥n retroactiva, motivo por el cual se han estado realizando adaptaciones de numerosas instalaciones de alumbrado desde el a√Īo 1992. La adaptaci√≥n supone por una parte la reducci√≥n potencial de la contaminaci√≥n lum√≠nica en el 50% aproximadamente, y por otra un ahorro importante de dinero en consumo el√©ctrico para las arcas municipales. Todas estas actuaciones han convertido a La Palma en un referente mundial en protecci√≥n del cielo desde que en 1988 fue ‚Äúel primer pa√≠s del mundo que cre√≥ una Ley para la protecci√≥n de un observatorio, promovida por el IAC‚ÄĚ.

Adem√°s de ser un referente porque es una Ley integral que incluye el tema a√©reo, radioel√©ctrico, lum√≠nico y atmosf√©rico, la Ley es exclusiva para Canarias y define que zonas tienen que ser m√°s oscuras. Uno de los principales problemas que se han encontrado en la aplicaci√≥n de la Ley del Cielo ha sido principalmente la inercia, ya que la gente estaba acostumbrada a hacer las cosas de una manera y result√≥ complicado convencer que era mejor el nuevo sistema y siempre preguntaban ‚Äú¬Ņpor qu√©?‚ÄĚ. La tarea de convencer a la poblaci√≥n de que podr√≠a ser mejor no fue nada f√°cil. Despu√©s vino el tema de las l√°mparas ya que en La Palma se usa una de luz muy naranja y a medianoche se queda la isla de ese color, aunque al ser una isla eminentemente rural no hay una actividad importante a partir de las 00:00 horas que es cuando se aplica esta luz en los n√ļcleos urbanos. 

La OTPC
 
Para velar por el cumplimiento de esta Ley fue creada en enero de 1992 la Oficina Técnica para la Protección de la Calidad del Cielo (OTPC) y de este modo facilitar a la sociedad la aplicación de la Ley. Es decir, la OTPC asesora sobre los preceptos de la Ley y emite informes técnicos preceptivos a los proyectos de alumbrado y estaciones radioeléctricas, así como certificados de luminarias. Los proyectos de alumbrado de La Palma y la zona protegida de Tenerife pasan por esta oficina, donde se comprueba que cumplen los criterios indispensables de minimización de la contaminación lumínica y luego son comprobados in situ.

Adem√°s para la correcta aplicaci√≥n de la Ley fue necesario recurrir a diferentes fabricantes de luminarias para que los dispositivos de alumbrado cumplieran con la nueva Ley. Para ello la OTPC ha ensayado y certificado una gran cantidad de luminarias a efectos de facilitar a los ingenieros y dise√Īadores la realizaci√≥n de los proyectos de alumbrado de exteriores de acuerdo a la Ley. En la actualidad se encuentran certificadas m√°s de 300 luminarias de 40 fabricantes diferentes.
Para un efectivo control de la contaminaci√≥n la ley prev√© que toda nueva instalaci√≥n de alumbrado de exteriores debe estar acompa√Īada por un informe t√©cnico preceptivo emitido por el I.A.C., de modo que la nueva instalaci√≥n cumpla con la normativa. Hasta el momento han sido emitidos cerca de 3000 informes t√©cnicos a instalaciones de alumbrado. Pero no todas las nuevas instalaciones de alumbrado pasan por el I.A.C., ya sea por la ilegalidad de las mismas, ampliaciones de instalaciones existentes o por cualquier otra circunstancia, por lo que desde el a√Īo 1994 se denuncian todas aquellas instalaciones que no cumplen con la normativa. En la actualidad se han tramitado mas de 1000 denuncias de las cuales 650 han sido resueltas fruto de aproximadamente 4000 inspecciones.

Para un mayor control de los niveles de contaminaci√≥n la OTPC ha previsto un sistema de medidas de la contaminaci√≥n lum√≠nica en los dos observatorios. Hasta el a√Īo 2011 se han tomado datos de 280 horas de observaci√≥n en el observatorio del Teide (OT) y 360 horas en el Observatorio del Roque de los Muchachos (ORM) con instrumentos manuales y semiautom√°ticos pero a finales de noviembre de 2011 se instal√≥ en el OT el nuevo instrumento de medida autom√°tica del fondo del cielo ‚ÄúASTMON‚ÄĚ y a lo largo del 2013 est√° previsto la instalaci√≥n de otro equipo igual en el ORM. El instrumento memoriza los datos del brillo del cielo cada 17 minutos en los filtros Johnson V, R, B, U en noches sin Luna y nos indica si la noche es fotom√©trica en cada una de las medidas.

Una de las mayores preocupaciones desde la creación de la Ley, ha sido su propia difusión, lo cual ha repercutido en todo su desarrollo. Esta preocupación ha llevado consigo que desde sus comienzos la Ley se difundiera en numerosos medios de comunicación y que con el tiempo se materializaría en forma de charlas, ponencias y numerosos artículos. En la actualidad se han publicado trípticos, folletos, pósters, cuadernos técnicos, un video, cd-rom, una página en Internet que se ha ido actualizando conforme a los avances informáticos e incluso un spot publicitario difundido en varias cadenas de televisión nacional y autonómica.

Eficiencia energética y leds
 
Desde abril de 2009 disponemos a nivel nacional del Real Decreto 1890/2008 sobre Reglamento de Eficiencia Energética en instalaciones de Alumbrado Exterior el cual, en parte por nuestra influencia, recoge los criterios técnicos que se aplicaban en esta oficina técnica en cuanto a niveles de iluminación máximos y limitación de flujos sobre el horizonte. Con esto se inicia una protección de gran parte del territorio nacional y abre las puertas a que otras zonas del territorio aumenten su protección.

Con ello no s√≥lo se trata de reducir los excesos innecesarios de consumo en las instalaciones de alumbrado exterior sino que adem√°s supone una enorme protecci√≥n medioambiental. En el transcurso de estos 20 a√Īos se ha venido estudiando los efectos de la luz sobre los ecosistemas y las personas y cuanto m√°s se estudian estos temas m√°s descubrimientos asombrosos nos encontramos y a√ļn nos queda mucho por descubrir.

A grandes rasgos tenemos, por ejemplo, que las radiaciones en la zona del color azul son las peores en general. Estos corresponden a l√°mparas o LEDs de luz blanca azulada o fr√≠a, con temperatura de color superior a los 4000¬ļK, emitiendo en longitudes de ondas inferiores a los 500 nan√≥metros. En este caso, tenemos que el resplandor luminoso en el cielo es aproximadamente inversamente proporcional a la cuarta potencia de la longitud de onda, por lo que una l√°mpara azulada (450nm) produce un resplandor hasta 2,9 veces superior al de la amarilla de sodio (589nm). Igualmente, una luz que emite por debajo de los 500nm (azulada) atrae hasta tres veces m√°s insectos que una que solo emite por encima de los 550nm (amarilla). Lo mismo ocurre con las cr√≠as de tortugas que confunden estas luces con el reflejo de la Luna en el mar y se dirigen hace las carreteras en vez de ir al mar. Y as√≠, un sin fin de casos (puedes indagar m√°s en nuestros cuadernos t√©cnicos y referencias en nuestra p√°gina). Uno de los hallazgos interesantes fue el descubrimiento en el a√Īo 2002 de unos foto-receptores en la parte inferior de nuestros ojos que se encargan de dar se√Īales a la gl√°ndula pineal. De esta forma se ha descubierto que cuando estos foto-detectores reciben radiaciones entorno a los 470 nm (azul) dan la se√Īal a la gl√°ndula pineal que es de d√≠a. Por tanto, si por la noche nos sometemos pocos segundos a estas radiaciones el cuerpo no segrega la hormona melatonina encargada por la noche de regenerar las c√©lulas de nuestro cuerpo produciendo trastornos del sue√Īo y degeneraciones celulares que desencaminan en algunos tipos de c√°ncer. Se trata de la ruptura de los ritmos circadianos (d√≠a y noche) establecidos por la naturaleza durante millones de a√Īos. Hasta las plantas regulan su estado en funci√≥n de la duraci√≥n del d√≠a y la noche. En definitiva todo un mundo por explorar.

Y aqu√≠ no queda todo, pues resulta que la nueva tecnolog√≠a de alumbrado en estado s√≥lido (LED), que se extiende actualmente por todo el planeta, precisamente emite en 450-460 nan√≥metros (azul). Para obtener luz blanca se le a√Īade a su encapsulado f√≥sforo que absorben parte de la luz azul y la convierte en otras radiaciones hacia el amarillo, consiguiendo as√≠ una luz blanca. Esta luz, si es fr√≠a, tendr√° una elevada componente en los 450-460 nan√≥metros (eso s√≠, m√°s eficiente al tener menos capa de f√≥sforo). Algunos pa√≠ses como Francia han considerado limitar estas radiaciones.

Nuestra recomendaci√≥n es usar luz c√°lida (temperatura de color inferior a 3200¬ļK) por la noche, para nuestra propia salud y la del entorno, aunque con la tecnolog√≠a actual obtengamos una eficiencia ligeramente inferior a la del LED fr√≠o (10%-20%).

En las zonas protegidas del IAC los LEDs que se est√°n usando actualmente son el PC_Amber de Philips para sustituir las l√°mparas de VSAP que tienen muy baja emisi√≥n por debajo de los 550nm y el √Āmbar de CREE (monocrom√°tico) para la isla de La Palma. En zonas peatonales o nobles de las ciudades se utiliza el LED blanco c√°lido con <3200¬ļK (hasta media noche en La Palma) que cumplen el requisito de emitir menos del 15% de su radiancia por debajo de los 500nm respecto a la radiancia total.

La ventaja del LED PC-Amber es que es un LED blanco normal al que se le a√Īade una capa extra de f√≥sforo eliminando pr√°cticamente la emisi√≥n del azul. La ventaja es que se aprovecha de los avances tecnol√≥gicos de los LED blancos m√°s extendidos por el mundo, por lo que su eficiencia va mejorando al mismo tiempo que los blancos neutros utilizados en zonas no protegidas. Con el LED √Āmbar no tenemos esta ventaja y si la desventaja de ser un LED menos eficiente y muy sensible a la temperatura por lo que obliga a desarrollar sistemas de refrigeraci√≥n m√°s complicados.

En otros lugares protegidos, como Hawai, est√°n usando LEDs blancos c√°lidos con filtros amarillos pero los datos que tenemos hasta la fecha dan una menor eficiencia que los PC-Amber y, por otro lado, los filtros que utilizan no son f√°cilmente accesibles por otros fabricantes para desarrollar sus propias √≥pticas. 

Starlight

El 20 de Abril de 2007, con ocasi√≥n de la Conferencia Starlight, convocada con el apoyo de UNESCO, IAC, RB La Palma, IAU, y m√ļltiples entidades nacionales e internacionales, fue aprobada la Convocatoria de La Noche Mundial en defensa del Cielo Nocturno y del Derecho a Observar las Estrellas, como parte de nuestro patrimonio cultural, ambiental y cient√≠fico. El 20 de Abril de 2009 adquiere un significado especial en el 2009 al celebrarse en el A√Īo Internacional de la Astronom√≠a declarado por las Naciones Unidas. Por primera vez la defensa de la calidad del cielo nocturno y el derecho a observar las estrellas tiene una fecha se√Īalada. The World Night in Defence of the Starligh pretende ser cada a√Īo la fecha en que todos recordemos la necesidad de mantener abierta la ventana a la observaci√≥n del universo. Un d√≠a en que podamos recapacitar sobre la necesidad de conservar un patrimonio √ļnico que estamos ocultando d√≠a a d√≠a (noche a noche).

El 20 de Abril será una fecha en la que se promueva la adopción de la Declaración sobre la Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas a todos los niveles, en los municipios, gobiernos, organizaciones, ONGs, asociaciones ciudadanas y adhesiones individuales.

El 20 de Abril pretende ser un momento creativo con actos como los que ya se est√°n planificando y los que t√ļ puedas proponer:

  • Llamamientos a la poblaci√≥n a apagar las luces exteriores, al menos esta noche, recordando que es posible recuperar las estrellas al tiempo en que ahorramos energ√≠a y luchamos contra el cambio clim√°tico.
  • Convocatoria de concursos de dibujos, fotograf√≠as o expresiones art√≠sticas relacionadas con la observaci√≥n de las estrellas. ‚Ä®‚Ä®
  • Jornadas de puertas abiertas en los observatorios astron√≥micos.
  • Noche para la observaci√≥n de las estrellas organizadas por los astr√≥nomos amateurs y clubs de astronom√≠a.
  • Exposiciones y campa√Īas en los medios. Conferencias y distribuci√≥n de v√≠deos divulgativos.
  • Presentaci√≥n de publicaciones relacionadas con la astronom√≠a y los valores del cielo nocturno.
  • Identificar paisajes nocturnos y adoptar estrellas.
  • Recuperar en esta noche los cuentos, tradiciones y la m√ļsica del legado cultural de cada sitio relacionado con la observaci√≥n del firmamento y, especialmente, organizar actos con la participaci√≥n de los ni√Īos. La capacidad de recuperar el derecho a observar las estrellas est√° en manos de ellos, es el derecho de las futuras generaciones.

El turismo astronómico

En 2009, A√Īo Internacional de la Astronom√≠a, el Gran Telescopio CANARIAS se inauguraba oficialmente, multiplicando as√≠ la afluencia de visitantes para admirar de cerca este gigante de la astronom√≠a. Este aumento de turistas no s√≥lo se produce por la visita a las instalaciones del observatorio, tambi√©n existe un creciente inter√©s por ver y disfrutar uno de los cielos m√°s limpios y espectaculares del mundo. Esto, unido a la situaci√≥n geogr√°fica de la isla y a unas conexiones a√©reas con el continente europeo relativamente buenas, la convierten en un destino tur√≠stico demandado por los astrofot√≥grafos y amantes de los cielos situados m√°s al Sur de Europa.

Ese mismo a√Īo se crean los primeros foros y reuniones locales que hablan sobre la necesidad de focalizar este turismo. Mesas de trabajo en las que se recogen impresiones de turistas especializados y de astr√≥nomos aficionados, contando adem√°s con la presencia de personas que desean participar de estas actividades como complemento a otras que ya se vienen realizando en la isla. A partir de aqu√≠ comienza un camino laborioso de concienciaci√≥n no solo a nivel empresarial sino tambi√©n local. Desde entonces se ha logrado, gracias a las iniciativas p√ļblicas y privadas, que exista una oferta astron√≥mica que cubre las necesidades de los ‚Äúastrovisitantes‚ÄĚ que quieren disfrutar de un recurso tan infinito como las posibilidades que da el mismo.

Destacar adem√°s, como algunos ayuntamientos est√°n rescatando y restaurando antiguos relojes de Sol y la creaci√≥n de lugares habilitados por la observaci√≥n del firmamento. Tambi√©n se est√° trabajando, a nivel insular, en el desarrollo y construcci√≥n de un observatorio astron√≥mico p√ļblico, divulgativo y tur√≠stico. Y el 20 de diciembre de 2012, a La Palma se le otorga la certificaci√≥n de Reserva y Destino Tur√≠stico Starlight, siendo el primer lugar del mundo en recibir este reconocimiento.
Por √ļltimo a√Īadir que la isla de La Palma posee una serie de aspectos que la hacen √ļnica, con una singular naturaleza vegetal y animal, y una extraordinaria belleza que va desde los fondos oce√°nicos hasta el mism√≠simo cielo. No posee animales salvajes peligrosos, lo que nos da cierta tranquilidad para la noche, y en tan solo una hora de coche podemos pasar de estar a m√°s 2400 metros de altitud a disfrutar de sus maravillosas playas de arena negra. El car√°cter afable y social del palmero hacen de la isla un lugar especial, en el que el ser humano ha aprendido a convivir con el Universo.

Los otros aspectos de la ley

Otro de los aspectos de La Ley es la contaminación radioeléctrica que aunque con menores dificultades, no por ello ha sido menos importante. Para el control de la contaminación radioeléctrica se ha llegado a un acuerdo con la Secretaría General de Telecomunicaciones, para la realización periódica de medidas de fondo de radiofrecuencia en ambos observatorios. Además se dispone de un equipo portátil para el control periódico a fin detectar frecuencias con niveles superiores a los establecidos por la Ley. Hasta el momento se han emitido 35 informes técnicos y 5 denuncias a instalaciones radioeléctricas que han sido resueltas satisfactoriamente.

Otro de los logros por parte del IAC dentro del √°mbito de protecci√≥n de los observatorios se consigui√≥ el 17 de mayo de 1998, cuando el espacio a√©reo de ambos observatorios fue declarado ‚ÄúZona de Protecci√≥n Ecol√≥gica‚ÄĚ. Esto signific√≥ que tanto el Observatorio del Teide, como el del Roque de los Muchachos quedaban libres del tr√°fico a√©reo (especialmente de las rutas internacionales).

Por √ļltimo, en lo que se refiere a contaminaci√≥n atmosf√©rica, la Ley limita la instalaci√≥n de industrias o actividades contaminantes por encima de los 1.500 metros. Esto, que parec√≠a ser muy controvertido inicialmente, ha resultado ser el que menos problemas ha suscitado debido a la ausencia en las Islas de Tenerife y La Palma de industrias potencialmente contaminantes a esta altura, especialmente, por ser zonas de especial protecci√≥n medioambiental y parque nacional.

Epílogo

Han pasado veinticinco a√Īos desde la publicaci√≥n de La Ley de Protecci√≥n de los Observatorios del I.A.C. y se han resuelto muchos problemas como la declaraci√≥n de espacio a√©reo protegido, pero aun queda el trabajo continuo de la protecci√≥n de los observatorios de la contaminaci√≥n lum√≠nica adaptando viejas instalaciones y controlando las nuevas. El I.A.C. inici√≥ una nueva forma de entender la iluminaci√≥n de exteriores que se ha extendido, no s√≥lo a nivel nacional, sino a todo el mundo. Iluminar adecuadamente significa un alumbrado inteligente, ahorro energ√©tico, reducci√≥n del impacto ambiental y cielos limpios. Adem√°s debemos entender que estos cielos limpios no solo son un recurso para los cient√≠ficos, sino un patrimonio para la humanidad y el paisaje m√°s inmenso que podemos admirar.

Federico de la Paz
Francisco Javier Díaz Castro

Oficina Técnica para la Protección de la Calidad del Cielo (OTPC)

 
Comité Español de Iluminación