Una iniciativa de iluminación urbana sostenible basada en tecnología leed, Murcia


Con el objetivo de reducir el consumo energético, se aprobó sustituir el anterior sistema de iluminación por un alumbrado equipado con la última tecnología led, consiguiendo ahorros de 50% en consumo energético.

El Ayuntamiento de Murcia aprobó la sustitución del antiguo alumbrado de la Avenida Abenarabi, desde la Avenida Juan Carlos I hasta Juan de Borbón, por un alumbrado basado en tecnología led que ofreciese una alternativa energéticamente eficiente con las máximas prestaciones fotométricas.

El sistema de alumbrado inicial, en correcto funcionamiento desde hace 20 años, estaba basado en luminarias EZ250W VSAP RF equipadas con lámpara de vapor de sodio alta presión de 250W, instaladas en las aceras, en configuración bilateral oposición con una altura de montaje de 10m de altura. Esta avenida consta de 2 carriles y un aparcamiento en cada sentido (anchura total a iluminar: 9.5m), separados por una mediana de 5.5m.

Buscando reducir el consumo energético, se aprobó sustituir el anterior sistema de iluminación por un alumbrado equipado con la última tecnología led. Socelec presentó una nueva propuesta para iluminar la calzada con la luminaria PIANO 2. Esta luminaria, equipada con 96 led de alto flujo luminoso de última generación, consume únicamente 128W (considerando pérdidas en el driver).

La luminaria PIANO 2 encajaba a la perfección con el nuevo diseño de las columnas de reminiscencia árabe de 8m de altura.

En la Avenida Abenarabi, actualmente hay instaladas 56 luminarias, que desde la mediana, en un punto de luz doble, proporcionan un alumbrado eficaz, conforme a la normativa vigente, con excelentes niveles lumínicos y elevada uniformidad. La avenida luce de diferente forma por tratarse de luz blanca (4250K) de elevado índice de reproducción cromática, favoreciendo la sensación de seguridad y confort entre los vecinos y transeúntes de la zona.

Hay que destacar el importante ahorro energético, aproximadamente el 50% del consumo energético anterior. Además, el cuidado diseño térmico que optimiza la superficie de intercambio térmico con el exterior, permite garantizar un elevado mantenimiento del flujo luminoso inicial durante 60.000 horas (L80-60.000h a temperatura ambiente de 35ºC), lo que supone una reducción adicional en reposición y mantenimiento. El bloque óptico y el compartimento de auxiliares independientes y reemplazables in situ, permitirían aprovechar y adaptar la luminaria a las ventajas que presenten futuros desarrollos tecnológicos.

 
Comité Español de Iluminación