03.06.2013

El Ganchufo, garantiza la sección óptima en la ejecución de las instalaciones de alumbrado

Una mejora constructiva que plantea la necesidad de incluir una exigencia más en el Código Técnico de la Edificación (CTE), para que las instalaciones de alumbrado mejoren su eficiencia energética.

Diversos criterios definen lo que se entiende por “eficiencia energética”. Uno de ellos es la debida elección de la sección de cables eléctricos, considerando el ahorro económico debido a la reducción de pérdidas energéticas involucrado en la elección de una mayor sección. Ello contribuye a reducir la factura eléctrica del usuario, así como disminuir los riesgos debido a un inadecuado dimensionamiento de las instalaciones.

Sin embargo, el CTE, no contempla esta realidad para exigir su cumplimiento en la Sección HE-3 de Ahorro de Energía, sobre Eficiencia Energética de las Instalaciones de Iluminación.

Establece, que la eficiencia energética de una instalación de iluminación de una zona, se determinará mediante el valor de eficiencia energética de la instalación VEEI (W/m2) por cada 100 lux, y que para determinar su cálculo y las soluciones luminotécnicas, se tendrán en cuenta parámetros tales como el uso de la zona a iluminar; el tipo de tarea visual a realizar; las necesidades de luz y del usuario del local; el índice K del local o dimensiones del espacio (longitud, anchura y altura útil); las reflectancias de las paredes, techo y suelo de la sala; las características y tipo de techo; las condiciones de la luz natural; el tipo de acabado y decoración; y el mobiliario previsto. Pero no habla de la necesidad de garantizar la sección óptima de los conductores, en las conexiones con las luminarias.

A este último punto es a dónde quiere llegar el ganchufo, que plantea la necesaria obligatoriedad de garantizar la sección óptima en la ejecución de las instalaciones de alumbrado en edificaciones.

www.ganchufo.com

 
 
Comité Español de Iluminación