10.04.2018

Nueva luminaria de Schréder para un mayor confort visual y eficiencia en instalaciones deportivas

Schréder nos presenta Omniblast, una solución que proporciona mejor calidad de luz sobre el terreno de juego.

La iluminación juega un papel clave en el en el éxito de cualquier centro deportivo y hoy en día los gerentes de estadios de fútbol buscan lo último en tecnología deportiva. Soluciones que, proporcionen la mejor calidad de luz sobre el terreno de juego garantizando condiciones perfectas para los jugadores y los aficionados.

Existen diferentes requisitos para un campo de fútbol en función del uso de dicho campo, ya sean para uso recreativo, de entrenamiento, de competición o incluso de eventos televisados. Muchas veces se trata de abarcar múltiples usos con una iluminación adaptativa, pudiendo ofrecer con una única solución de alumbrado todas las aplicaciones posibles en los campos deportivos. La disposición de los postes viene en función del estadio, pero siempre se buscan ubicaciones que no entorpezcan la práctica del deporte y que minimicen el deslumbramiento. El papel de una buena óptica es fundamental, ya que en muchos casos incluso se deben combinar varios tipos para ofrecer soluciones óptimas.

La nueva luminaria Omniblast ha sido especialmente diseñada para proporcionar una solución idónea basada en la combinación de eficiencia energética y versatilidad en la iluminación de instalaciones deportivas. Esta nueva solución led ofrece una alternativa con ventajas probadas frente a dispositivos tradicionales equipados con lámparas de 800 W, 1.000 W, 1.500 W y 2.000 W.

Omniblast garantiza los niveles elevados de iluminación horizontal y vertical necesarios para cumplir los estrictos requisitos de las federaciones deportivas y para las retransmisiones televisivas. Un concepto modular de unidades ópticas, que permite montar 1, 2 o? 3 módulos en la misma horquilla de fijación, para una mayor versatilidad a la hora de proporcionar distribuciones fotométricas y paquetes lumínicos perfectamente adaptados a las especificaciones de la zona que se va a iluminar.

Para mejorar la experiencia in situ y las imágenes televisadas, Omniblast garantiza un control perfecto de los deslumbramientos, elevados índices de reproducción del color (CRI) y de consistencia de iluminación en televisión (TLCI), y una iluminación sin parpadeos.

Omniblast se puede controlar mediante DALI y DMX para proporcionar escenarios de regulación en zonas de paso o zonas de iluminación diferenciadas y para crear escenarios interactivos con sensores externos y entretener a los espectadores con efectos de iluminación especiales, como olas de luz, luz estroboscópica o luz intermitente y sincronización con la música.

 
 
Comité Español de Iluminación