Del gas al led. Adecuación lumínica de la Plaza de Sant Felip Neri. Barcelona

Manel Pla - Indal

Algo de historia


La primera utilización del alumbrado por gas para la iluminación pública está datada en 1807 en la calle Pall Mall de la ciudad de Londres, París empezaría a iluminar sus calles con faroles de gas en 1817 y Berlín en 1827.
En Barcelona, el alumbrado público existente, que empezó a instalarse en 1752, funcionaba a base de aceite, llegándose a contabilizar más de 2.200 puntos de luz y aún pasarían algunas décadas desde que las principales ciudades europeas empezaron a utilizar el gas como energía hasta que se instalaron en Barcelona los dos primeros faroles de gas documentados, lo que ocurrió a mediados del año 1842 y fueron situados delante de la fachada de la iglesia Santa María del Mar, siguiendo poco después una cincuentena de faroles en un tramo de Las Ramblas.
Años antes, concretamente en 1826, el catedrático de la Escuela de Química de Barcelona Josep Roura prendió un farol de gas para iluminar un aula de la Real Junta de Comercio, situada en la Casa de la Lonja, el primero que se encendía en España. En el año 1846 ya eran más de 600 los faroles de gas instalados en la ciudad de Barcelona y fueron sustituyendo progresivamente a los existentes faroles de aceite.
La siguiente evolución energética en la ciudad se produjo en septiembre de 1882 cuando se realizó una instalación de prueba en el Paseo de Colón con 15 faroles eléctricos, energía que el Ayuntamiento empezó a utilizar a partir de 1887… y hasta nuestros días, coincidiendo los distintos tipos de suministro hasta 1913 y la electricidad y el gas hasta el año 1967.

Y llegamos al LED


Sin duda uno de los lugares más bellos de la ciudad de Barcelona, en pleno barrio gótico, es la plaza de Sant Felip Neri, construida sobre un cementerio medieval, parece arrancada de un cuento de Dickens, un sitio imposible en una moderna urbe donde el tiempo se detiene retrocediendo siglos de historia, un remanso de calma lleno de magia.

Para esta plaza el Ayuntamiento de Barcelona recuperó, en el año 2003, el alumbrado de gas con la finalidad de que la ambientación obtenida estuviese a tono con el entorno, pero la frecuencia de mantenimiento a que obligan tales instalaciones y el bajo nivel de iluminación que proporcionan, determinaron la decisión del Ayuntamiento de volver a la electricidad como fuente de energía. En este punto se plantea la oportunidad de dar un salto cualitativo a través del túnel del tiempo y dotar a tal bello lugar de iluminación mediante led, incorporados en un farol clásico adecuado al emplazamiento.

Es una condición de partida mantener la actual ubicación de los puntos de luz, tanto en disposición perimetral como en altura, y desde ellos cubrir lo mejor posible los cerca de 500m2 de la plaza objeto de este proyecto. Indal dispone de diversas ópticas con las que dotar a sus luminarias de led, lo cual nos permite adecuar la distribución fotométrica con la que dotamos a la luminaria, a las exigencias de la zona a iluminar.

Se realiza el proyecto confiando a la tecnología de lente directa de Indal de alta eficacia, escogiendo el modelo Villa IJT LED con 36 led alimentados a 350mA y con temperatura de color de 3.000ºK. El modelo referido es fruto de la adaptación de un motor de led, con la misma tecnología de distribución luminosa de la exitosa luminaria Stela, a estructuras de faroles existentes, para ello Indal ha creado el sistema RetroLed que nace con el objetivo de que las luminarias que inicialmente fueron diseñadas para fuentes lumínicas convencionales, se puedan beneficiar de la tecnología led.

El elevado control sobre la temperatura que obtiene el diseño del sistema RetroLed utilizado, junto con el elevado control que la lente directa ejerce sobre la distribución luminosa, permite obtener resultados óptimos tanto desde el punto de vista de proyecto como de la sensación luminosa observable, a la vez que una nula contaminación luminosa por flujo directo.

Créditos

Asesoria Lumínica:

Indal, Delegación Catalunya

Instalación:

Citelum Ibérica

Propiedad:

Ayuntamiento de Barcelona
Departamento de Alumbrado y Energia

 
Comité Español de Iluminación