Mejora de la iluminación pública: Las Ramblas de Barcelona

Las Ramblas son, sin duda alguna, el lugar más famoso de Barcelona, y con razón. Paseando desde la Plaza de Catalunya hasta la estatua de Colón, este paseo, lleno de floristerías, tiendas de animales, kioscos y todo tipo de artistas, es indiscutiblemente el lugar donde todo el mundo concurre, tanto turistas como ciudadanos locales, desde el más insignificante hasta los representantes más exuberantes de las tribus urbanas.

El paseo está lleno de gente de día y de noche, incluso hasta altas horas de la madrugada. Paseando se aprecian varios edificios con encanto, como el Palacio de la Virreina,  el mercado de La Boquería y el famoso teatro El Liceo, en el que se interpretan óperas y ballets. Una de las calles secundarias conduce a la Plaza Real, una plaza con palmeras y soportales que alberga multitud de tabernas y restaurantes. Los fines de semana los coleccionistas de sellos y de monedas se reúnen en ella para intercambiar, vender o ampliar sus colecciones.

La empresa Salvi ha sido la encargada de mejorar la iluminación existente de la emblemática Rambla de Barcelona. La actuación tuvo lugar desde su inicio, en la Plaza Cataluña, pasando por la Rambla Central y Plaza Real, finalizando en el monumento a Colón.  Se han instalado un total de 164 faroles nuevos y casi 200 grupos ópticos. En algunos casos se ha actuado sobre las legendarias farolas de gas provenientes de Francia, que a pesar de su antigüedad, fueron una revolución en su época.

Estas farolas sucedieron un símbolo del renacimiento barcelonés. Por ello, el objetivo de Salvi estaba claro, mantener el rigor y romanticismo de las farolas de época dotando a las Ramblas de un producto sostenible, antivandálico y eficiente.

Las Ramblas, a causa del elevado número de personas que la visitan durante todo el año, deben disponer de un alumbrado de calidad que reduzca los atracos y a su vez resista también las celebraciones populares.

En Salvi, que tenemos fama de desarrollar productos clásicos de calidad, hemos dotado a las Ramblas de un farol en fundición de aluminio y un bloque óptico de elevada eficiencia. Como resultado de esta actuación, se han conseguido ahorros de hasta un 72%.
Del capítulo de vandalismo se encarga un difusor de policarbonato, en el que su elevada resistencia a los impactos es ya un clásico entre nuestros productos.
La instalación se compone de 74 columnas de una luz y 18 columnas de cinco luces. En las columnas simples se instaló en modelo Atenea de 100W y en las de cinco luces el Atenea de 70W. En todas ellas se reemplazó el vapor de mercurio de 250W por halogenuros metálicos.

La renovación de grupos ópticos tuvo lugar en la Plaza Real y en la desembocadura a Colón. Si nos situamos en los enigmáticos soportales, advertimos que se instalaron más de 100 ópticas tipo micro reflector con 70W de HM. Como no podía ser de otra manera, el modelo elegido fue el Plaza Real. En las proximidades a Colón se actuó en la Lira Balmes instalando de nuevo ópticas eficientes de 70W de HM. Los ahorros conseguidos en estas actuaciones están en torno al 56%.
Salvi ha conseguido mejorar la iluminación de las Ramblas, una de las calles más célebres del planeta, respetando su tradición y su ambiente.

 
Comité Español de Iluminación