11.12.2018

Nueva luz de iGuzzini para las obras maestras de Tintoretto

La nueva iluminación exalta los elementos decorativos y mejora la experiencia del público que visita la Sala Capitular de la Escuela Grande de San Roque.

Para conmemorar los 500 años del nacimiento de Tintoretto, la Escuela Grande de San Roque e iGuzzini - líder del sector de iluminación arquitectural y de museos - inauguran en Venecia la nueva iluminación de la Sala Capitular. La intervención, llevada a cabo con soluciones inteligentes de iGuzzini, patrocinador tecnico, se basa en el proyecto del arquitecto y diseñador luminotécnico Alberto Pasetti Bombardella, experto de iluminación de obras de arte con amplia experiencia en el sector de bienes culturales.

La Sala Capitular se enriquece con treintaitrés cuadros de Tintoretto: un programa iconográfico que ilustra escenas del Antiguo Testamento en el techo y las paredes donde también destacan episodios del Nuevo Testamento. El proyecto pictórico relaciona los lienzos del techo con los de las paredes, fundiendo los dos ciclos en un único conjunto unitario.

“La Escuela Grande persigue sus fines espirituales no solo a través de la asistencia y la beneficencia ofrecida sino también comunicando un mensaje de solidaridad y fraternidad. Dentro de este contexto, la luz que Tintoretto “descubre” en la segunda mitad del siglo XVI se convierte en medio para entender la realidad y, al mismo tiempo, en herramienta para conocer de manera virtual la esencia de la naturaleza y del ser humano. La luz es sinónimo de conocimiento y metáfora de vida. Este fue el punto de encuentro entre los objetivos morales de la Escuela Grande y la tecnología innovadora de iGuzzini” explica Franco Posocco, Guardian Grando de San Roque. “Las conquistas de la técnica y su potencia se ponen al servicio de la humanidad que se transmite a través del mensaje universal y eterno del arte.”

La nueva intervención luminotécnica recupera la originalidad cromática y figurativa de las obras y mejora el disfrute a través de innovadoras formas de lectura (gracias al encendido diferenciado), sin olvidar que, al mismo tiempo, valoriza el conjunto arquitectónico y decorativo de la sala.

“Con esta intervención, iGuzzini confirma su capacidad para insertar la tecnología en un espacio de incalculable valor histórico y artístico. La aplicación de soluciones inteligentes realizadas en exclusiva para la magnífica obra pictórica de Tintoretto y la elección de leds y opticas particulares capaces de exaltar las elecciones cromáticas y de luz del artista potencian la carga emotiva y teatral de los cuadros, mejorando la experiencia del público a través de una significativa “restauración perceptiva”.

La luz de iGuzzini es, antes que nada, una herramienta de innovación social” comentó Adolfo Guzzini, Presidente de iGuzzini illuminazione.

Tras los nuevos sistemas de iluminación de la Última Cena de Leonardo (2015), de los frescos de Giotto en la Capilla de los Scrovegni de Padua (2017) y de la Piedad de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro (2018), iGuzzini confirma, a través del programa Light is Back, su compromiso para la valorización del patrimonio cultural mundial con la iluminación de las obras de otro gran maestro. Con la confraternidad nace una nueva colaboración en la que la empresa de Recanati se compromete a proponer a lo largo de los años futuros soluciones tecnológicas para la mejora del sistema existente y su adecuación en función de las evoluciones de la tecnología. Gracias al nuevo sistema de iluminación, el público podrá contemplar la sala en su totalidad y disfrutar de los detalles de cada obra. Todas las soluciones de iGuzzini instaladas aseguran la máxima eficiencia energética y el mínimo impacto visual y se integran perfectamente en la arquitectura y en las luminarias decorativas de la sala. La luz está gestionada y controlada por un sistema digital de iGuzzini, basado en un protocolo DALI, que permite regular la intensidad luminosa de cada punto de luz y de los grupos tipológicos en función de áreas homogéneas y encendidos diferenciados con objeto de proponer distintas interpretaciones de las obras y de los elementos decorativos.

Además de participar en el proyecto luminotécnico de la Escuela Grande de San Roque, iGuzzini contribuye a la realización en Venecia de la instalación artística Art Light Flags by Mario Arlati promovida por la Asociación de Plaza San Marcos en colaboración con la Galería Contini y Vela S.p.a. A partir de hoy, la torre del campanario de San Marcos, símbolo de Venecia, estará iluminada por las banderas en color de este reconocido artista contemporáneo.

El proyecto luminotécnico

El nuevo sistema, diseñado por el Studio Pasetti, tiene tres áreas principales de instalación que respetan la distribución ya existente:

- dentro de las históricas lámparas de pie de Mariano Fortuny que iluminan el techo;

- a lo largo de las paredes, sobre las dorsales de madera, para iluminar los lienzos verticales, las ventanas geminadas de piedra

y las alegorías de madera;

- en el pavimento adyacente a la balaustrada del altar para iluminarlo.

En el techo, las trece obras inspiradas en la biblia están iluminadas con luz de acento por los proyectores View con ópticas de  16°, 28° y 46° instalados en las históricas lámparas de pie de Fortuny. Algunos proyectores View rectangulares con ópticas Opti Linear crean la iluminación indirecta y general del espacio. En las paredes, las soluciones luminotécnicas adoptadas garantizan la recuperación cromática y figurativa de los rasgos pictóricos y los toques de luz del maestro veneciano con un efecto semirrasante de abajo arriba. La elección de un raíl miniaturizado electrificado, que recorre los lados más largos de la sala, permite instalar los nuevos cuerpos de iluminación -ingenierizados por iGuzzini para este proyecto- debajo de los lienzos de Tintoretto que narran la vida de Cristo. Las alegorías de madera del escultor del siglo XVII, Francesco Pianta, están iluminadas con luz puntual y un delicado equilibrio de flujos luminosos que exaltan la tridimensionalidad y la expresividad de las figuras representadas. Para obtener este efecto, se sustituyó la iluminación anterior de incandescencia por los proyectores Palco sobre raíl Low Voltage.

En correspondencia con el altar, los armarios están iluminados por un sistema de pavimento de doble flujo luminoso compuesto por luminarias Palco con óptica de 42° que aseguran una luz velada difusa sobre el conjunto de la superficie vertical y por luminarias Palco Framer, siempre sobre raíl Low Voltage, que valorizan los bajorrelieves de Giovanni Marchiori. 

Los históricos focos perimetrales, elementos caracterizadores del contexto arquitectónico, se han conservado potenciando su eficacia mediante las luminarias circulares diseñadas en exclusiva por iGuzzini, con apantallamiento ópalo y tecnología RGBW, que sustituyen a las anteriores. La luz blanca emitida tiene una temperatura de color muy cálida, 2500 K, que evoca la histórica incandescencia de las velas. El efecto de la luz en color de estas luminarias solo se utiliza durante eventos o ceremonias especiales. Para iluminar las obras de arte presentes en el resto de la sala, se utilizaron principalmente dos temperaturas de color: 3000 K es la temperatura elegida para valorizar las obras pictóricas del maestro veneciano y el techo dorado, mientras que para los elementos de madera, sin dorados ni tonos claros, se eligió una temperatura de color de 2700 K capaz de enfatizar el efecto plástico de la madera. Todas las lámparas tienen un índice de rendimiento cromático superior a 90.

 
 
Comité Español de Iluminación